GURE HISTORIA

En Gallarta, a principios de la década de 1970 sólo había dos escuelas, El Casal y el Preventorio, en ambas se estudiaba en castellano. Algunas familias del pueblo querían una escuela euskaldun y para poder conseguirlo formaron una asociación.

Bajo el nombre de «Sociedad Cooperativa de Consumo Etorkizuna Ikastola«, la ikastola dio sus primeros pasos.
Cuando empezó a trabajar, era una ikastola privada. La propiedad de la Ikastola era de los padres y madres y se trabajaba en comisiones en las que colaboraban madres, padres y profesores/as. En estas comisiones se tomaban las decisiones sobre la ikastola.

Edificios
En 1974, en el edificio «Casa de los curas» de Gallarta el alumnado de primer curso comenzó a recibir enseñanza euskaldun con la andereño Begoña.
En estos primeros cursos, se fueron utilizando cada vez más locales: la «casa de los curas» de Gallarta en 1974, la «Escuelas de la Franco-Belga» de San Fuentes en 1975 (con las andereños Marian y Maripol), el actual local de la Policía Municipal del Ayuntamiento de Gallarta en 1976, y en los cursos posteriores un local en el barrio Cayetano Linaza (actual euskaltegi en Peñukas) y el local de la Casa de Cultura en 1976.

Los grupos de alumnas/os, se encontraban en diferentes locales y se les transportaba en autobús. El profesorado también iba a comer al Campillo en autobús.

 

Mantenimiento económico


Los edificios eran prestados y para pagar al profesorado, las familias tuvo que pedir un crédito. Para hacer frente al crédito, las familias vendían pegatinas, boletos ligados al cupón once, juguetes para navidad, organizaban festivales y gestionaban una txosna.
En el camino encontraron muchas dificultades, por ejemplo años más adelante, para hacer frente al crédito, las familias tuvieron que firmar un aval que les exigía el banco.
Además de asumir el mantenimiento económico, las familias hacían las reparaciones y limpieza del edificio, colaboraban en la vigilancia del patio y también actuaban como monitores/as en el autobús.
Tuvieron que luchar para recibir subvenciones del gobierno, junto con otras ikastolas.

Ikastola en la actualidad
Tras años reivindicando la necesidad de un edificio, finalmente en 1987 se construyó el nuevo edificio de la actual Etorkizuna Ikastola, en el barrio de Kotarro. El alumnado y profesorado de los diferentes locales y aulas se reunieron por fin en el nuevo centro.

 

La ley de la escuela pública (1993) permitió la publificación de las ikastolas y Etorkizuna Ikastola pasó a la red pública de ikastolas.

Aunque en un principio la ikastola trabajaba con el método de enseñanza tradicional, hacia 1994, tras participar en varias charlas, reuniones y formación sobre el método Amara Berri, decidieron implantarlo.

El profesorado recuerda que éste no fue un proceso fácil, sobre todo, porque había dudas por parte de las familias en la medida en que se trataba de un sistema innovador y poco conocido.

Sin embargo, cuando la primera promoción llegó al instituto, quedó claro que el alumnado estaba bien preparado para seguir estudiando también en el sistema tradicional del instituto.

Reglamentos de régimen interno antiguos